Google+ Cofradía del Cristo de la Agonía de Lleida - Semana Santa Lleida: Carta semanal del Obispo de Lleida

domingo, 18 de febrero de 2018

Carta semanal del Obispo de Lleida

Los jovenes y el Aplec del Esperit
Una de las principales líneas de actuación de la Iglesia es transmitir la fe recibida; es dar a conocer la persona, el mensaje y la obra de Jesús de Nazaret; es evangelizar. Distintosverbos para designar la mismarealidad comunicativa. Y esto obliga a todos los bautizados. Es una consecuencia clara e ineludible de sucompromiso cristiano. A título personal y también como parte de la mismacomunidad cristiana que se presenta ante la sociedad como depositaria del misterio de Cristo.
            “Cuando la Iglesia convoca a la tarea evangelizadora, no hacemás que indicar a los cristianos el verdadero dinamismo de la realización personal…Recobremos y acrecentemos el fervor, la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas”, leemos en la Exhortación Apostólica La alegría del evangelio del papa Francisco, que recoge las palabras de otra Exhortación del papa Pablo VI (1975). Siempre apelando a los dos niveles, el personal y el comunitario, exigiendo la palabra y el testimonio de cada cristiano y proponiendo la alegría como actitud básica de actuación.

            Mucho se ha insistido últimamente en la gran preocupación de transmitir la fe a los niños, adolescentes y jóvenes. En todas las parroquias se proponen planes de formación, catequesis, encuentros juveniles de tiempo libre, experiencias de oración o atención a la celebración de los sacramentos para los más jóvenes de la comunidad. Muchos de vosotros guardáis un grato recuerdo de estas experiencias cristianas. Ahora nos invade la perplejidad al comprobar la exigua asistencia de jóvenes a nuestras llamadas, y debemos superar la situación con nuevas ofertas formativas,acomodadas a cada edad, para que conozcan mejor a Jesucristo y puedan vivir en la Iglesia el compromiso que de ese conocimiento se deriva.
            Me parece muy necesario y loable el intento de no renunciar nunca a convocar a los jóvenes a participar en un itinerario de fe. Me parece importante pedir la colaboración de todos para renovar y ayudar en dichaparticipación: padres, catequistas, profesores, educadores de tiempo libre, sacerdotes y todosaquellos que sientan la necesidad de inculcar los valores del evangelio en la vida de los jóvenes, de humanizar sus relaciones con la fraternidad y el respeto a la dignidad. Que vuelvan a poner en el centro de sus vidas a Jesucristo, como una luz que les guía siempre y en cualquier circunstancia.
            Todo esto os lo digo para anunciar un acontecimiento juvenil muy importante: la celebración de l’APLEC DE L’ESPERIT, en la ciudad de Tortosa, en la Solemnidad de Pentecostés (19 y 20 de mayo). Además del anuncio,quiero invitar muy encarecidamente a todos los jóvenes a participar; a todas las familias y comunidades cristianas a favorecer la asistencia y a todos los diocesanos a rezar para que esta fiesta sea un alegre y profundoencuentro eclesial. Que el Espíritu Santo transforme sus vidas para un crecimiento personal más auténtico y un servicio de caridad más amplio.
            L’APLEC es un encuentro que los obispos de la Tarraconense convocan cada dos años en una ciudad de nuestro territorio. Son dieciocho años de experiencia. El de este año tiene un lema con un fuerte impacto, CRIST ÉS LA VIDA, que nos interpela y compromete a todos. Se añade a esto la importancia de situar sucelebración en el marco de la preparación del próximo Sínodo de Obispos que el papa Francisco ha convocado sobre los mismos jóvenes.
            Salid de la comodidad. Os ruego que participéis, que lo favorezcáis, que recéis.
+Salvador Giménez, bisbe de Lleida.