Google+ Cofradía del Cristo de la Agonía de Lleida - Semana Santa Lleida: Procesión del Silencio 2015

viernes, 3 de abril de 2015

Procesión del Silencio 2015

Jueves Santo, al filo de la media noche, el bullicio hacía entrever que una nueva "madrugá" leridana estaba a punto de comenzar, la gente se acercaba a las puertas del templo románico de Sant Martí, mientras los nazarenos iban entrando en el templo antes de la oración de salida.
Cuando a falta de 10 minutos para que el Viernes Santo hiciera su entrada a las 12 de la noche, el Hermano Mayor, José Manuel Gómez, y el Director Espiritual, Mn. Vicenç Alfonso, dirigen la oración de los fieles antes de la salida penitencial, los hombres de trono al lado de su varal, las mujeres de mantilla, en orden y con el rosario en sus manos, los nazarenos atentos, agrupados con sus hermanos cofrades de Hermandad, las autoridades guardando también silencio, y después del Padre Nuestro y el Ave María, la Cruz Guia inicia el cortejo procesional.

El bullicio que unos minutos antes pasa a un rotundo silencio que estremece bajo la atenta mirada de la luna llena de Jueves Santo, y el desfile de las diferentes cofradías empieza a serpentear por las calles del centro histórico de nuestra querida Lleida.
Es el turno de salvar la salida del trono del Cristo de la Agonía, escasos centímetros de margen para pasar el arco de la puerta románica del templo, que hacen que por unos instantes el Silencio se rompa con unos aplausos.
Una vez en la calle, el público sigue todo el itinerario, acompañando a nuestro Sagrado Titular, hasta que enfila calle cavalleros donde, una saeta un buen amigo cofrade, y que sale del corazón, hace una pequeña parada al trono hasta el Oratorio de Los Dolores, donde el saetero se arranca de nuevo ante la atenta mirada de la Virgen que espera a su hijo en estación de penitencia.
Acompañado del Director Espiritual, Mn. Vicenç Alfonso, nuestro Hermano Mayor, José Manuel Gómez, pide la venia a Fernando Gracia, Prior de la Real y Venerable Congregación de Los Dolores, para la realización de la estación de Penitencia de la Cofradía, acompañando con escolta de nazarenos de Nuestra Señora de Los Dolores hasta el presbiterio, donde se realiza la oración de estación de penitencia en recuerdo de nuestros hermanos difuntos y por las intenciones de la Hermandad y Cofradía, y que este año han podido presenciar la sección de mujeres de mantilla que han podido acceder por primera vez al Oratorio para la estación penitencial.
De nuevo el cortejo procesional se pone en marcha para finalizar el tramo de la calle cavalleros e iniciar la calle mayor, para pasar por la Catedral y iniciar la subida de la calle la Palma y Calle Tallada, era el momento de escuchar de nuevo una saeta, delante del palacio episcopal y antes del último tramo de procesión, el silencio seguía presente, solo truncado por el tañir de la campana que avisa de los tramos a los hombres de trono y el sonar de las varas del Diputado Mayor de la Procesión y sus auxiliares.
Se empiezan a oir lejanos tambores que quieren llevar al paso en volandas, son los tambores de la Cofradía de la Casa de Aragón, que se preparan para la Rompida del Silencio, mientras acompañan con su cadencia la subida del trono hasta la entrada de Sant Martí, finalizando los protocolos de entrada de nazarenos, y la imagen de la Piedad de Jaume I en el templo se inicia la entrada del trono, al que precede la Rompida del Silencio, momentos en los que las emociones están a flor de piel, y dos saetas llegan al corazón de muchos de los presentes.
Una vez nuestro sagrado titular en el templo es el momento de dar gracias por una salida penitencial en orden, y rezar de nuevo por aquellos que no han podido asistir, y por aquellos que desde el cielo nos han acompañado.

Más fotos